La carga eléctrica es una cantidad física que determina la intensidad de las interacciones electrostáticas.

Esquema simplificado de un átomo de Helio. Los electrones son representados por las esferas rojas que orbitan el núcleo, constituido de protones y neutrones (esferas azules y verdes). Los electrones, por estar en la periferia son " más fáciles" de ser "arrancados". Ya el núcleo, es más fuertemente conectado y es díficil de ser desmembrado. Existen modelos más modernos de átomos desarrollados en la teoría conocida como Mecánica Cuántica, pero para muchas aplicaciones este modelo más simple es suficiente para describir bien varios fenómenos físicos.

Carga eléctrica

Tipos de cargas eléctricas
Sólo hay dos tipos, positivos y negativos.
Principio Du Fay
Dos cuerpos con diferente carga (uno positivo y otro negativo) se atraen. Con la misma carga (ambos positivos o ambos negativos) se repelen entre sí.
Ilustración de las fuerzas entre cuerpos electrizados. a) los cuerpos de carga opuesta se atraen y b) cuerpos de la misma carga se repelen.
Conservación de la carga eléctrica
La carga total no varía para cualquier proceso realizado dentro de un sistema aislado.
Cuantización de la carga eléctrica
Todas las cargas observadas en la naturaleza son iguales o múltiplo de la carga elemental \(e\) .
Carga eléctrica elemental
Electrón: \(-e\) (carga elemental negativa)
Protón: \(+e\) (carga elemental positiva)
donde \(e = 1.6 \times 10^{-19} C\) .
La unidad de carga eléctrica en el SI es el Coulomb (C).

Cantidad de carga \((Q)\)

La carga neta que un cuerpo posee es igual al exceso de número de cargas elementales (positivo o negativo) veces la carga elemental, es decir, \begin{equation} Q = ne, \end{equation} donde \(n\) es el número de electrones transferidos o recibidos y \(e\) es el valor de la carga elemental.

Todo átomo es eléctricamente neutro si su número de protones es igual al número de electrones.